Curso de IFS FOOD: Estándar de Seguridad Alimentaria

Curso de IFS FOOD: Estándar de Seguridad Alimentaria
En la actualidad, las grandes empresas de distribución de alimentos son conscientes de que los consumidores finales se preocupan cada vez más por la seguridad alimentaria de los productos que el mercado ofrece.
 
Los distribuidores de productos alimenticios, asumen la responsabilidad legal del producto que están comercializando bajo su marca, por lo que han fijado criterios para evaluar a sus proveedores, con el objetivo de estandarizar los procesos de homologación de productores de marcas blancas. Incluso han creado protocolos privados para tener garantías de la seguridad alimentaria de sus proveedores, entre los que destaca el IFS (International Food Standard), promovido por la Federación Alemana de Asociaciones de Comercio (HDE) y su homóloga francesa (FCD).
Al finalizar el curso el alumno será capaz de comprender los requisitos exigidos por el protocolo de seguridad alimentaria IFS Food y habrá adquirido los conocimientos necesarios para implantar un sistema de gestión basado en el estándar IFS Food en empresas del sector agroalimentario.
Técnicos en seguridad alimentaria, técnicos de calidad, auditores, inspectores, personal que requiera especializarse en materia de seguridad alimentaria… Con la realización del curso de IFS Food se capacita al alumno en la adecuada implantación y auditoría de estas normativas, las cuales poseen reconocimiento internacional y aseguran que los proveedores cumplen con unos requisitos básicos de calidad, seguridad e higiene en los productos.
Duración: 20 horas
Programa:
  1. Introducción a la norma IFS Food para industrias alimentarias
  2. Evolución de la legislación en seguridad alimentaria
  3. Sistemas de gestión de la calidad y la seguridad alimentaria en el estándar IFS Food
  4. Plan de seguridad alimentaria en el estándar IFS Food
  5. Compromiso del equipo directivo y la mejora continua en IFS Food
  6. Gestión de los recursos
  7. Proceso productivo
  8. La medición, el análisis y la mejora
 
En la actualidad, las grandes empresas de distribución de alimentos son conscientes de que los consumidores finales se preocupan cada vez más por la seguridad alimentaria de los productos que el mercado ofrece.
 
Los distribuidores de productos alimenticios, asumen la responsabilidad legal del producto que están comercializando bajo su marca, por lo que han fijado criterios para evaluar a sus proveedores, con el objetivo de estandarizar los procesos de homologación de productores de marcas blancas. Incluso han creado protocolos privados para tener garantías de la seguridad alimentaria de sus proveedores, entre los que destaca el IFS (International Food Standard), promovido por la Federación Alemana de Asociaciones de Comercio (HDE) y su homóloga francesa (FCD).