Curso de Protocolo de Seguridad Alimentaria Food Defense

Curso de Protocolo de Seguridad Alimentaria Food Defense
El término “Food Defense” nace en Estados Unidos tras el atentado del 11 de septiembre de 2001. En aquel momento, la Administración Norteamericana estudió todo tipo de posibles amenazas terroristas y detectó que el sector agroalimentario era uno de los más vulnerables, ya que por su naturaleza y características es posible producir mucho daño con poco esfuerzo.
 
Por todo esto, actualmente, la implantación de un sistema “Food Defense” es un requisito de obligado cumplimiento por parte de la FDA y un requisito imprescindible recogido en los principales estándares de certificación agroalimentaria como BRC, IFS y FSSC 22000.
Al finalizar el curso, el alumno será capaz de comprender los requisitos exigidos por el protocolo de seguridad alimentaria Food Defense, y habrá adquirido los conocimientos necesarios para implantar un sistema de gestión basado en el protocolo Food Defense en empresas del sector agroalimentario.
Técnicos en seguridad alimentaria, técnicos de calidad, auditores, inspectores, personal que requiera especializarse en materia de seguridad alimentaria… Con la realización del curso de  Food Defense, se capacita al alumno en la adecuada implantación y auditoría de estas normativas, las cuales poseen reconocimiento internacional y aseguran que los proveedores cumplen con unos requisitos básicos de calidad, seguridad e higiene en los productos.
Duración: 15 horas
Programa:
  1. Conceptos y Generalidades en Food Defense
  2. Bioterrorismo, sabotaje y actos vandálicos
  3. Evaluación de riesgos e implantación de requisitos
  4. Plan de protección alimentaria
  5. Proceso de certificación
  6. El concepto de Food Defense en los sistemas de gestión de la seguridad alimentaria
El término “Food Defense” nace en Estados Unidos tras el atentado del 11 de septiembre de 2001. En aquel momento, la Administración Norteamericana estudió todo tipo de posibles amenazas terroristas y detectó que el sector agroalimentario era uno de los más vulnerables, ya que por su naturaleza y características es posible producir mucho daño con poco esfuerzo.
 
Por todo esto, actualmente, la implantación de un sistema “Food Defense” es un requisito de obligado cumplimiento por parte de la FDA y un requisito imprescindible recogido en los principales estándares de certificación agroalimentaria como BRC, IFS y FSSC 22000.