Curso Inteligencia Emocional y su Trascendencia en la Organización Empresarial

Curso Inteligencia Emocional y su Trascendencia en la Organización Empresarial
Las aplicaciones de la inteligencia emocional en el mundo de la empresa son múltiples y muy variadas. Con la nueva manera de hacer negocios en mercados cada vez más competitivos y globalizados, las empresas buscan gente que no sólo esté preparada técnicamente para desarrollar las tareas diarias de la empresa, sino que al mismo tiempo sea adaptable, empática, resolutiva, etc.
 
Se valora la capacidad de los empleados en el uso de las habilidades propias de la inteligencia emocional. En este mismo sentido, los propios directivos y gerentes de las empresas también han de potenciar sus habilidades emocionales y sociales para empatizar con el resto del equipo y poder transmitir los mensajes y la información básica para que el funcionamiento del equipo sea eficiente y eficaz.
  • Conocer y comprender los beneficios de la inteligencia emocional en nuestra salud, toma de decisiones, aprendizaje y rendimiento (académico y profesional).
  • Entrenar y potenciar tu inteligencia emocional, ayudándote a diseñar un plan de mejora personal y ofreciéndote recursos prácticos, aplicables a tu día a día.
  • Más conciencia y comprensión de emociones y sentimientos (tuyos y de los demás).
  • Más autoconocimiento y autoestima.
  • Más capacidad para gestionar tus emociones y ayudar a otros a gestionarlas.
  • Más automotivación para emprender y alcanzar tus metas personales y profesionales.
  • Más capacidad para “conectar” con los demás, estableciendo relaciones productivas y desarrollando la capacidad para resolver conflictos
  • Más creatividad y más capacidad para disfrutar del “aquí y ahora”.
  • Diseñar, facilitar y hacer seguimiento de Programas de entrenamiento de inteligencia emocional para niños y adultos.
 
  • Profesionales del ámbito de la educación, la psicología, psicopedagogía y en general los recursos humanos.
  • Profesionales que se dediquen a la relación de ayuda: Técnicos en Coaching, terapeutas, consultores y orientadores.
  • Cualquier profesional interesado en la inteligencia emocional y aquéllos cuya labor se desarrolle a través de las relaciones humanas.
1. Importancia y beneficios de la inteligencia emocional. 
1.1 Orígenes, teorías y modelos de inteligencia emocional.
1.2. Neurociencia.
1.3. Beneficios contrastados de la inteligencia emocional aplicada al sector.
 
2. Toma de conciencia y autoconocimiento. 
2.1. Emociones, sentimientos y estados de ánimo.
2.2. Conciencia de uno mismo.
2.3. Necesidades psicológicas fundamentales.
2.4. Autoconocimiento.
 
3. Autoconocimiento y autoestima.
3.1. Diferencia entre autoconcepto y autoestima.
3.2. Tipos de autoestima.
3.3. Componentes de la autoestima.
3.4. Esquemas mentales.
3.5. Claves para fortalecer la autoestima.
 
4. Regulación emocional
4.1. La preparación como clave para regular nuestras emociones.
4.2. Plan de regulación emocional personal.
4.3. Tristeza, miedo y enfado.
4.4. Estrategias de regulación emocional a través de:
 
5. Automotivación
5.1. Componentes de la automotivación.
5.2. Motivación.
5.3. Objetivos SMART.
5.4. Facilitadores emocionales (Optimismo, humor, resiliencia y creatividad).
 
6. Habilidades Sociales
6.1. Conciencia social.
6.2. Conciencia de organización.
6.3. Gestión de las relaciones.
6.4. Habilidades de Comunicación:
 
7. Habilidades de vida y bienestar
7.1. Técnicas para generar emociones agradables.
7.2. Gestión del tiempo: conciliación emocional.
7.3. Gestión del cambio.
 
8. Elaboración de un programa de intervención
8.1. ¿Qué puede aportar la inteligencia emocional a las organizaciones y a las personas que las conforman?
8.2. ¿Qué competencias socioemocionales se pueden desarrollar en un programa de intervención?
8.3. Habilidades clave del formador.
8.4. Metodología, recursos y herramientas para poner en marcha un programa de inteligencia emocional.
Las aplicaciones de la inteligencia emocional en el mundo de la empresa son múltiples y muy variadas. Con la nueva manera de hacer negocios en mercados cada vez más competitivos y globalizados, las empresas buscan gente que no sólo esté preparada técnicamente para desarrollar las tareas diarias de la empresa, sino que al mismo tiempo sea adaptable, empática, resolutiva, etc.
 
Se valora la capacidad de los empleados en el uso de las habilidades propias de la inteligencia emocional. En este mismo sentido, los propios directivos y gerentes de las empresas también han de potenciar sus habilidades emocionales y sociales para empatizar con el resto del equipo y poder transmitir los mensajes y la información básica para que el funcionamiento del equipo sea eficiente y eficaz.