PLANES DE MINIMIZACIÓN DE RESIDUOS

Para la elaboración de un plan de gestión para residuos seguiremos los siguientes pasos:
  • Identificar y cuantificar qué residuos son los que se generan, dependiendo de la industria a la que se pertenece. De este modo se puede ver el tipo de residuo, cuánto y cómo aplicar las medidas adecuadas, en función de la peligrosidad que tengan.
  • Conocimiento de las leyes aplicadas a cada caso. Es imprescindible identificar qué normativa incluye a la empresa y su relación con la gestión de residuos. Esta normativa puede tener varios ámbitos; comunitario, estatal o autonómico.
  • Llevar un registro y un seguimiento de las retiradas de producto y qué residuos se han generado.
  • Actuar en todo lo necesario para cumplir todos los requisitos legales que aplican al sector en concreto.
  • Marcar los objetivos del plan de gestión de residuos de un modo claro. Tiene que conocerse el modo de reducirlos, el impacto que generan al medio ambiente y la salud de quienes trabajan en la empresa.
  • Realizar acciones para verificar la integración en el proceso de este plan. También implementar sistemas que permitan evaluar cómo y hasta dónde se alcanzan los objetivos.