EFQM

El modelo EFQM se ha convertido en una herramienta práctica que puede ser usada con diferentes fines:
  • Como una herramienta para la autoevaluación
  • Como el camino para hacer Benchhmark y compararse con otras organizaciones
  • Como una guía para integrar e identificar mejoras en las operaciones de la organización
  • Como la base de un vocabulario común
  • Como herramienta de aprendizaje, facilitando la identificación de puntos fuertes y áreas de mejora.
  • Y lo más importante, como estructura de un sistema de gestión
El modelo EFQM proporciona un marco genérico de actuaciones que pueden aplicarse a cualquier organización. Es un marco no prescriptivo basado en 9 criterios, cinco de los cuales son Agentes Facilitadores y 4 son Resultados.
Los Agentes facilitadores cubren lo que la organización hace y los criterios Resultados lo que la organización obtiene