GDP BUENAS PRÁCTICAS DE DISTRIBUCIÓN PARA LA EMPRESA FARMACEÚTICA

  • Cumplir las exigencias de mercado para todo operador logístico o distribuidor de productos farmacéuticos.
  • Garantizan frente a terceros el mantenimiento de la seguridad y la calidad del producto durante su distribución.
  • Refleja el compromiso de la organización con la calidad en cualquier aspecto de su servicio y con su condición de colaborador clave en la cadena de suministro sanitario.